Temperatura ideal para servir un vino

Copa de vino blanco frío

El servicio del vino no es una ciencia exacta.  Sin embargo, saber la temperatura ideal para servir un vino te puede ayudar a sacar lo mejor de tu vino.

¿Por qué te debería importar saber la temperatura ideal para servir un vino?

En pocas palabras, para que tu vino suelte los mejores aromas, sin arruinar el sabor.  Si tu vino está muy frío, no vas a percibir los aromas y, si está a una temperatura excesiva, vas a sentir el alcohol demasiado fuerte como para percibir los aromas agradables.

¿Cuál es la temperatura ideal para servir un vino?

Esto puede variar, pero por lo general, los vinos blancos, vinos rosé y espumantes se deben servir más fríos que los vinos tintos, y los viejos más templados que los jóvenes.

  • Vinos tintos: 16 a 18ºC
  • Vinos blancos: 7 a 12ºC
  • Vinos rosé: 7 a 10ºC
  • Vinos dulces: 6 a 8ºC
  • Espumantes: 6 y 8ºC

¿Cómo enfriar un vino?

Esto va a depender de nivel de alcohol del vino (más alcohol, menos tiempo en enfriarse), de la temperatura de tu refrigerador o congeladora, y de la temperatura de ambiente (en verano toman más tiempo en llegar de temperatura ambiente a temperatura ideal de servicio), pero puedes tomar estos tiempos como referencia.

1. Refrigerador:

Este método toma más tiempo que los siguientes, pero lo puedes usar si tienes el tiempo.  Sólo recuerda poner la botella en posición horizontal.

En caso de los vinos blancos, incluso puedes guardarlos con anticipación en la refrigeradora y sacarlos 15 minutos antes de servirlos para que lleguen a la temperatura ideal.

  • Vinos tintos: 40-90 minutos
  • Vinos blancos: 120-150 minutos

2. Congeladora

Esta forma es más rápida que la primera, pero te recomendamos poner una alarma para evitar que se congele el vino o reviente la botella.  Si quieres acelerar el proceso, envuelve la botella con papel toalla o secador húmedos.  Esto no siempre es recomendado por expertos, pero si no tienes otra opción, es mejor enfriarlo a no hacerlo y sentir aromas/sabores no deseados.

  • Vinos tintos: 25-35 minutos
  • Vinos blancos: 40-60 minutos

3. Cubeta de hielo con agua y sal

Esta es la forma más rápida de enfriar un vino y de mantenerlo en la temperatura ideal.  Sólo necesitas llenar una hielera o cubeta para vino con 2/3 de hielo y 1/3 de agua (hasta que le botella esté completamente cubierta), agregar un poco de sal y girar la botella suavemente para acelerar el proceso.

  • Vinos tintos: 7-10 minutos
  • Vinos blancos: 15-20 minutos

No hay forma de que sepas el tiempo exacto sin hacer la prueba, ni la temperatura exacta sin tener un termómetro, pero estos consejos simples te pueden ayudar sin complicarte.

¿Tienes alguna recomendación que no hayamos incluido?  Cuéntanos más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscríbete gratis
No te pierdas los últimos artículos y promociones.
¿NECESITAS UN VINO?
¡Te entendemos! Regístrate para que no te pierdas nuestras promociones.